Dar y Compartir

Cuando damos, nos desprendemos de algo que puede ser más o menos útil y valioso, dependiendo de esas características, seremos más o menos generosos. Cuando comunicamos ideas que sabemos y hemos aprendido, no nos desprendemos de algo más o menos necesario, ya que otros nos han enseñado, nos limitamos a compartir nuestras experiencias, pero las seguimos conservando y las podemos transmitir muchas veces a lo largo de nuestra vida.

Os animo a que compartáis lo que sabéis, que lo tenéis almacenado y puede ser muy útil a las personas que os rodean. Cuando compartimos o damos, nos sentimos más contentos, más alegres, pues los que lo reciben lo aprecian.  Todos tenemos y sabemos muchas cosas, habilidades, ideas y recursos que nunca los hemos dado a conocer. Ya es hora de empezar. Poner en un papel todo lo que sabéis hacer, ese guiso que os enseñó la abuela, hacer punto o a imitar algún famoso para que se rían los vuestros en cumpleaños y fiestas con amigos, la risa es muy sana, no todos los conocimientos tienen que ser prácticos, hay que sacar el humor también.

En definitiva, se trata de compartir parte de nosotros mismos, dar a los demás un poco de ese yo que guardamos y que es como el agua de los pozos que está ahí, quieta, almacenada, esperando que alguien la saque y sirva para regar y que crezcan las flores. A nosotros, los voluntarios de SECOT, nos gusta compartir con vosotros lo que en su día otros nos enseñaron y aprendimos.

SER GRANDES NO ES UNA CUESTIÓN DE TAMAÑO ES DE ACTITUD

Isidoro Martín Hernández

SECOT Aragón

Esta entrada fue publicada en Blog. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *